Subscribe:

Ads 468x60px

25 septiembre 2010

Anécdota de Wiz : Imprudencia al Volante

¡Hola de nuevo! Hoy les vengo con otra anécdota mía y ¡también es de colectivos! no es que les tenga mala... ¡no! pero es que esto también merecía ser mencionado... todo pasó un 24 de Septiembre del 2010... ¡Cuidado con el Flashback!

Ya había terminado la última clase de Programación de Computadoras en la Universidad y estaba listo para disfrutar mi buen fin de semana, empezando con el cumpleaños de un amigo en la noche. Ya que ninguna micro me deja cerca de mi casa y tenía hambre pues me veía obligado a ir en un colectivo y como no, me demoré un montón en encontrar uno que me sirviera, hasta que apareció un 011 vacío. "¡Al fin! ¡Un colectivo vacío!" pensé y luego de despedirme de mis amigos me subí a lo que sería mi segunda experiencia extrema colectivera.

Me subí en el asiento de adelante porque iba más cómodo, luego de agradecer al conductor por detenerse, me agradeció con un "Mfmfmfmfff" y no era porque se estaba atragantando (aunque casi) o porque no sabía hablar, sino que ¡estaba comiendo un helado! ¡Nunca había visto eso en un colectivero! Era un helado de crema que lo comía con ganas mientras ya veía que se le caía en su prominente estómago cubierto por una sudadera blanca ¡un regalo a la vista! (puaj!)


En fin, ignoré eso, porque suponía que luego de un día sin mover el trasero te daba calor vendría bien un helado. No, siempre viene bien un helado, así que simplemente me hizo gracia. Bueno, bueno, le pagué el pasaje con un "se paga" y el viejo se puso el helado en la boca, puso su mano izquierda en el volante y la derecha para recibir el dinero, supongo que era malabarista de circo para tanta maestría. Oh! se me olvidaba decir que el viejo iba a unos 180 Km/hr o sea, si estoy comiendo un helado trato de no matar a cualquier ancianita de la calle, pero en fin, no tengo licencia de conducir así que quizás esté en el manual del conductor.

En el trayecto, habían dos señoras que hicieron parar al colectivo, sin embargo, el señor no les hizo caso y empezó a enfurruñar cosas como "no están en un paradero así que se cagan" o "que weona que es esta gente" mientras dejaba a las señoras con cara de WTF.

Y cuando pensé que el viejo le habían regalado el permiso de conducir, reafirmó mi teoría con broche de oro cuando tomó su celular (uno tipo ladrillo) y ¡empezó a llamar con la mano derecha! mientras que con la izquierda tomaba su helado y dejaba el volante en manos del Todopoderoso. ¡El viejo manejaba sin manos literalmente! ¿No conoce el bluetooth? En fin, tan pronto como llegué a mi destino le dije que me dejara en la esquina y con una frenada súper fuerte me bajé tan rápido como pude para que pudiera vivir unos cuantos años más.


Es que, hasta los niños saben que tienes que tener las manos en el volante y ¡más si eres un colectivero! en fin, esto queda en mi memoria como una anécdota graciosa y para que ustedes sepan que: ¡si van a conducir no coman helados de crema! Mucho más peligroso que conducir ebrio... sí, más peligroso.

Comenta esta noticia

----------------
Now playing: Queen - Save Me

1 Comentarios:

Oscar dijo...

Uff... Bueno, ahí se ve la imprudencia de algunas personas. Aunque yo igual experimente algo muy parecido, tambien con una colectivera, que iba a toda velocidad, hablando por celular, y tratando de buscar una moneda que se le cayó. Asi que en cuanto vi que sería peligroso, preferí bajarme de inmediato...

Ademas... justo paso un 112, así que me dejaba al lado de mi casa... pero ese fue el opuesto... o sea, iba mas lento que caracol discapacitado, y poco menos que parando cada 3 segundos, para revisar como estaba el camino ¬¬

Publicar un comentario

Para comentar, solamente tienes que respetar al autor, y no discriminar ni insultar gravemente.
Ya que estás prevenido puedes comentar ^-^